LOS INICIOS DE KREACERÁMICA

Toda historia tiene un comienzo, y la nuestra empezó a mediados de los 80 en Madrid, cuando empezamos nuestros estudios oficiales de cerámica en Madrid, y por la inercia de los tiempos empezamos y montamos en el primer taller y a elaborar las primeras piezas que tendrían en las manos las personas

El salto definitivo se produjo en 1989, cuando nos lanzamos y montamos el taller de cerámica krea cerámica, como una forma de vida y tomamos conscientemente la opción de diferenciarnos de la cerámica popular, aunque en el origen de nuestras formas está siempre presente la tradición alfarera, nuestra actitud era la de realizar piezas contemporáneas y creativas con estilo propio

Nuestro producto consiste en piezas de gres, arcilla refractaria y otros cuerpos cerámicos de alta temperatura 1250º elaboradas con técnicas artesanales en todas las fases de la producción y pintadas a mano

El planteamiento de nuestra producción fué, desde el principio el diseño y la fabricación artesanal en todas las fases del proceso y la comercialización de cerámica de autor

Cada pieza recibe un tratamiento individualizado que la convierte en una obra singular e irrepetible, con la firma manuscrita o sello